Comunicado de la Concejalía de Playas sobre los Chiringuitos en playas de Orihuela

13 abril, 2018

La Concejalía delegada del área de Playas del Ayuntamiento de Orihuela quiere confirmar que los chiringuitos con servicio de restauración y el resto de actividades de temporada que son objeto de servicio público en las playas de Orihuela a través de una misma gestión (hamacas, sombrillas, servicios de ocio, etc.), han sido suspendidos. Esta decisión ha sido adoptada a partir de la situación creada en torno a este servicio municipal en la costa oriolana, tras las noticias conocidas de la implicación de una concejal de la anterior Corporación municipal y la empresa gestora de dichos servicios en un supuesto fraude en la adjudicación de dicha gestión en 2014.

La relación existente entre el Ayuntamiento y la empresa adjudicataria de la gestión del servicio comenzó en junio de 2014, por un periodo de 4 años, prorrogables por otras tres anualidades sucesivas. El pasado mes de noviembre la concejal delegada de Playas y encargada de la gestión de este servicio, Luisa Boné, anunciaba su voluntad de no proceder a la prórroga de la adjudicación del servicio a la misma empresa, ante las dudas más que evidentes sobre el procedimiento de adjudicación mismo de 2014 por el gobierno anterior de PSOE y Los Verdes, aunque no tanto sobre la gestión misma cotidiana del servicio, dado que en este punto no ha habido quejas ni incidencias.

Todo el problema, por tanto, se ha centrado exclusivamente, como han señalado la Fiscalía y el Juzgado de Instrucción que han investigado los hechos y acreditado inicialmente un supuesto fraude, en el hecho de la licitación y adjudicación condicionada por la tenencia únicamente por la empresa de un requisito distintivo como la “Q de calidad turística”.

La Concejalía de Playas, por este motivo, inició los trámites para poner en marcha una nueva licitación del servicio, que ya ha cubierto hasta el momento con un informe técnico que eleva el canon a percibir por el Ayuntamiento respecto del anterior, así como se ha terminado el pliego de condiciones técnicas del mismo, debidamente actualizado. Está por cerrarse el pliego de cláusulas administrativas, que estará listo en breve.

En este ínterin, tanto la empresa adjudicataria del servicio como los denunciantes de los hechos en vía penal se han dirigido al Ayuntamiento exponiendo sus alegaciones sobre la procedencia o no de una prórroga del servicio, entendiéndose siempre por las indicaciones de los técnicos municipales, de los que no consta referencia expresa en otro sentido, que el contrato cubriría la temporada de Semana Santa de 2018, al haberse iniciado realmente en verano de 2014, a fin de completar los cuatro años de contrato íntegramente. En este sentido, la empresa adjudicataria habría abonado los cánones de Costas a los que le obliga su adjudicación íntegros para los años 2014 a 2017, pese a haber empezado a explotar la actividad solo en junio de 2014.

A partir de las alegaciones recibidas por la empresa adjudicataria y por los denunciantes en la causa penal, que fueron licitadores en el anterior procedimiento, el Ayuntamiento, por medio de su Concejalía delegada de Contratación, comunicó a la primera el fin del contrato y la imposibilidad de seguir ejerciéndose actividad lucrativa en las playas oriolanas al no existir prórroga del contrato. Ese es el motivo por el que el Ayuntamiento de Orihuela ha ordenado a la empresa la suspensión de dichas actividades al no contar con una adjudicación vigente de las mismas.
La Concejalía delegada de Playas espera terminar el proceso de aprobación de los pliegos para la nueva licitación del servicio en los próximos días a fin de poder realizarse las actividades debidamente amparadas legalmente en el periodo de verano de este 2018.

 

Categoría: Noticias, Playas

Los comentarios están cerrados.