El alcalde de Orihuela denuncia la incomprensible lentitud de la CHS para evitar inundaciones en Orihuela y la comarca

24 mayo, 2021

Han pasado 20 meses y 12 días desde aquel trágico 12 de septiembre de 2019. Ese día una DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos) trajo a la comarca una lluvia torrencial que provocó la crecida del río Segura arrasando la Vega Baja, sesgando la vida a siete personas y provocando la pérdida de viviendas, negocios e infraestructuras. Hoy 24 de mayo de 2021, seguimos igual, sin un plan contra inundaciones para la comarca.

El pasado martes, 18 de mayo, el B.O.E publicaba la firma del convenio entre la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) y la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) para ‘la colaboración entre ambos organismos para la realización de un plan de gestión del riesgo de inundación en la Vega Baja del Segura que defina las actuaciones y medidas que permitan reducir el riesgo de inundación, a efectos de su inclusión en el Programa de Medidas del Plan Hidrológico de la Demarcación Hidrográfica del Segura (tercer ciclo) que actualmente se encuentra en proceso de redacción’.

“A estas alturas nos encontramos que veinte meses después de la DANA proceden a la firma de un convenio, para después encargar la redacción de un plan, que evite que nos sigamos inundando. Es totalmente intolerable que tengamos que estar rezando al cielo cada vez que caen cuatro gotas porque no sabemos por dónde va a salir. Además, establecen un plazo para la redacción de dicho plan, de otros 15 meses más, por lo que han necesitado dos meses para redactar cada una de las trece cláusulas que tiene el convenio”, ha explicado el alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana.

En este sentido Bacuñana ha recordado que ya en 1987, en el Plan de Defensa contra las Avenidas del Segura, aparecía una relación de obras propuestas y posteriormente en 2003 se volvieron a establecer las medidas que había que adoptar en el PATRICOVA (Plan de Acción Territorial sobre Prevención del Riesgo de Inundación en la Comunidad Valenciana). “Llevamos más de treinta años para no tener nada y a este ritmo creo que necesitaremos otros treinta más para que las obras que necesita Orihuela y la comarca de cara a no sufrir más inundaciones sean una realidad”.

Las inversiones en la Vega Baja de prioridad necesaria, según se plasmaba en el PATRICOVA, costarían menos de la mitad de las pérdidas estimadas en cada gota fría.

Categoría: Ayuntamiento, Noticias

Los comentarios están cerrados.