Sierras de Orihuela

Sierra de Orihuela

Fotografía de la Sierra de OrihuelaLa sierra de Orihuela está situada entre el límite meridional de las provincias de Alicante y el extremo oriental de Murcia y pertenece a la comarca del Bajo Segura.

La altura máxima es de 634 m. de altura en su punto máximo. Se encuentra enclavada dentro del dominio bético. Junto con la sierra de Callosa forma una alineación montañosa compuesta por bloques de calizas dolomíticas del triásico, que emergen aisladas en medio de la llanura aluvial. Sus formas son abruptas y muy fragmentadas. Desde la antigüedad, estos montes han sido objeto de la actividad minera, siendo frecuentes los pozos y galerías que todavía podemos encontrar. Fundamentalmente, junto con algunas explotaciones de yesos y calizas abandonadas en la actualidad, se extraían minerales de hierro y en unos pocos lugares oro nativo.

Toda la sierra presenta numerosas oquedades, abrigos y cuevas de desarrollo variable, lo que le confiere al abrupto paisaje una cierta singularidad y belleza geomorfológica.

Toda la zona está sometida a una elevada insolación en los meses de verano. Este factor, junto con las escasas precipitaciones, dificulta la existencia de fuentes y cursos de agua permanentes.

Algunos de sus picos son el Pico de la Cruz de la Muela (564 m.), Pico del Cuervo, Pico del Águila (634 m.).

Fotografía de la Sierra de OrihuelaEntre su flora destacan manchas de pinar de repoblación y abundantes especies rupícolas con algunos endemismos. Algunos de ellos son el Pinar de San Cristóbal, el Pinar de Bonanza o la falda y ladera trasera de la sierra. Algunos de los principales endemismos de flora de la sierra de Orihuela son: Sideritis glauca Cav. (Rabo de gato de Orihuela), Periploca laevigata Aiton subsp. Angustifolia (Labill.) Markgraf (Cornical), Centaurea saxicola Lag, Lafuentea rotundifolia Lag., Genista valentina (Willd. ex Spreng.) Steud. subsp. murcica (Coss.)

Existen a lo largo de dicha Sierra varias microrreservas de flora autóctona de gran importancia.

Esta Sierra está declarada Lugar de Importancia Comunitaria (LIC).

 

Monte San Miguel

Fotografía del Monte San MiguelMonte cuyo pico más alto roza los 250 metros de altura, situado en la parte delantera-sur de la Sierra de Orihuela. Se trata de un macizo de piedra caliza el cual, por toda su superficie tiene distribuidas oquedades, cuevas y abrigos. Destaca por su longitud la llamada “Cueva del Calor”, actualmente intransitable por desplomes y derrumbamientos de bloques calizos, pero que con sus varios centenares de metros, antiguamente descendía desde la cima del Monte de San Miguel hasta la base de la Sierra en las proximidades del río Segura.

Se encuentra unido con la Sierra de Orihuela por un pequeño montículo o cerro llamado Cerro del Oriolet.

En su cima se encuentra el castillo de los moros de Orihuela y en una llanura inferior el Seminario Diocesano de San Miguel.

Fotografía del Monte San MiguelLos antiguos baños termales de San Antón, se alimentaban de un manantial subterráneo que discurre bajo el Monte de San Miguel, cuyo carácter geotérmico se manifestaba al aflorar en superficie con una temperatura cercana a los 25 °C. La elevada salinidad de esta agua impedía su consumo, pero era utilizada para el uso del balneario y el riego del cercano palmeral de Orihuela.

La disposición del monte ha marcado de forma irremediable el trazado urbano de la ciudad de Orihuela, siendo uno de los hitos geográficos más importantes junto al propio río Segura.

 

Sierra Escalona y Dehesa de Campoamor

Fotografía de Sierra Escalona y Dehesa de CampoamorEs una amplia zona próxima al mar y con relieves de escasa altitud, situada entre los términos municipales de Orihuela, San Miguel de Salinas y Pilar de la Horadada. Conserva una importante masa forestal, más densa en barrancos y umbrías, formada principalmente por pino carrasco, madroño, coscoja, lentisco y palmito. Entre su fauna destacan las aves rapaces y algunos interesantes mamíferos como la gineta y el gato montés. Posee una de las poblaciones más altas de Gato Montés en España.

En la actualidad está inoado expediente para declararlo Parque Natural de la Comunidad Valenciana junto a la Dehesa de Campoamor, suponiendo una zona de más de 4697,6 hectáreas. Pese a ellos es desde el año 2001 Lugar de Interés Comunitario, protegiendo más de 11.000 hectáreas, figurando en el Atlas Mundial de Áreas importantes para las Rapaces Migradoras.

El Paraje se encuentra surcado por las Vías pecuarias de la Dehesa de Campoamor y de Sierra Escalona. A su vez, por su interior cruza la Vía Augusta hacia Carthago Nova. Además posee numerosos aljibes de los S. XVIII y XIX, caseríos y construcciones populares que por su integración en el medio suponen un ejemplo de desarrollo sostenible en la época antigua. Está declarada LIC.

Entre las especies de flora más relevantes y, en algunos casos endémicas, cabe destacar: Thymus moroderi y Thymus hyemalis (Incluida en el Catálogo de Plantas Protegidas del País Valenciano), Bupleurum gibraltaricum, Helianthemum almerienses y Teucrium carolipaui. Entre las especies de flora silvestre que pueden encontrarse en esta unidad cabe distinguir entre aquellas pertenecientes al matorral noble y que han permanecido en zonas no roturadas entre cultivos (situadas entre bancales, en las zonas no labradas) como el lentisco, la coscoja, el espino negro (Rhamnus lycioides), el enebro (Juniperus oxicedrus) el acebuche (Olea europaea var. Sylvestris) o el palmito, de las que espontáneamente se desarrollan en los propios suelos cultivados y que en su gran mayoría son de porte más herbáceo tales como: el romero (Rosmarinus officinalis), el esparto (Stipa tenacissima), las albaidas (Anthyllis cytisoides y A. terniflora) o la bolaga (Thymelaea hirsuta), entre otras.

Fotografía de Sierra Escalona y Dehesa de CampoamorSierra Escalona está incluida en la red de IBA (Áreas de Importancia para las Aves) debido, fundamentalmente, en su  relevancia para la conservación de aves de presa tales como el águila-azor Perdicera (Hieraaetus fasciatus) y el águila real (Aquila chrysaetos), que utilizan la zona como área de dispersión. Además, la zona alberga una importante población nidificante de busardo ratonero (Buteo buteo) y búho real (Bubo bubo) y algunas parejas reproductoras e invernantes de aguililla calzada (Hieraaetus pennatus) y culebrera europea (Circaetus gallicus).