El Instituto Valenciano de Conservación, Restauración e Investigación (IVCR+i) de la Generalitat Valenciana asume la restauración de la Gloriosa Enseña del Oriol

27 julio, 2023

El Instituto Valenciano de Conservación, Restauración e Investigación (IVCR+i) de la Generalitat Valenciana ha aprobado la restauración de la Gloriosa Enseña de “El Oriol” perteneciente al Ayuntamiento de Orihuela. La decisión se ha adoptado de acuerdo con el procedimiento establecido para la restauración de bienes muebles, dado que los bienes culturales forman parte del patrimonio cultural valenciano. La dirección técnica de los trabajos de restauración será asumida por el IVCR+I. En la citada resolución, se recoge que el Ayuntamiento de Orihuela asumirá el costo del transporte de la Enseña desde el lugar de origen hasta el departamento de restauración del IVCR+i, lugar donde se van a realizar los trabajos, así como su devolución desde éste hasta su lugar de origen una vez finalizada la intervención. Tanto en uno como en otro caso, el traslado será realizado por una empresa especializada en transporte de obras de arte. Además, deberán suscribir una póliza de seguro de la obra del tipo “clavo a clavo”, desde que salga de sus instalaciones hasta su regreso, y por tanto durante el periodo en que vaya a estar depositada la obra en las dependencias del IVCR+i para su restauración.

El concejal de Patrimonio Histórico, Matías Ruiz, ha explicado que, en la actualidad, la Gloriosa Enseña del Oriol se encuentra guardada en un lugar seguro donde se mantiene en condiciones de conservación adecuadas y saldrá de Orihuela en el momento que estén concluidas las garantías y condiciones del transporte. “Podemos considerar que Orihuela ha recibido una muy buena noticia, no solo porque nuestra Enseña va a estar en las mejores manos, sino también porque la Generalitat asuma el costo que supone esta restauración”, ha dicho el concejal.

La Gloriosa Enseña del Oriol ha sufrido diversas restauraciones que han afectado principalmente al paño del estandarte. La más antigua data del siglo XVIII y la más reciente es de 2008-2009. El 9 de mayo de 2007, se firmó un Protocolo de intenciones entre el Instituto Valenciano de Conservación y Restauración de Bienes Culturales y el Ayuntamiento de Orihuela para la restauración de la Gloriosa enseña del Oriol. El objeto de dicho protocolo de intenciones fue articular la colaboración entre las dos entidades para su restauración aportando el 50 por cien del gasto cada una de ellas.

Los trabajos de restauración consistieron principalmente en devolver la unidad y estabilidad a la bandera mediante la reintegración y consolidación de las áreas deterioradas, además de eliminar aquellos agentes de deterioro que contribuyeron a su degradación. Una vez restaurada, fue entregada por la Conselleria de Cultura y Deporte al Ayuntamiento de Orihuela en un acto oficial que tuvo lugar el 14 de julio de 2009 en el Museo de la Reconquista.

Historia

El expediente por el que fue declarado BIC en junio de 2017 recoge las siguientes características históricas:

La ciudad de Orihuela debe su importancia al hecho fronterizo. Fue incorporada en 1296 a la Corona de Aragón por Jaime II, con todo el reino de Murcia. Tras la partición de este reino por la sentencia arbitral de Torrellas de 1304, Orihuela se mantuvo para Aragón, siendo incorporada formalmente al reino de Valencia en 1308. La importancia histórica de la ciudad de Orihuela se manifiesta y potencia como plaza fuerte y lugar fronterizo frente al reino de Granada y al reino de Murcia. Por ello, Orihuela utilizó de manera exhaustiva, durante toda la época foral, el escudo real de la Corona de Aragón en todos los lugares representativos de la población, como las puertas de la ciudad, las iglesias, el ayuntamiento y su propia bandera. La primera mención conocida del Oriol data de 1357, cuando, en los preparativos del cerco de Jumilla, el infante don Fernando, señor de Orihuela, ordenó a la justicia criminal de la villa, García de Lerín, «que el pendón de la villa o señera que decían había de ir con él en la entrada que con la ayuda de Dios pensaba hacer».

Su representatividad histórica explica que, en 1993, la Real Señera de la Ciudad y Reino de Valencia acompañase al Oriol en la presidencia de la solemne conmemoración del 750 aniversario de la conquista de Orihuela por el infante Alfonso de Castilla. Se reseña que el Oriol constituye uno de los escasos testimonios de bandera, enseña o estandarte histórico original de época foral conservados en la Comunitat Valenciana. Aunque el paño de soporte es del siglo pasado, la cronología de los bordados sobrepuestos, de notable calidad, oscila entre finales del siglo XVI (armas de Orihuela; representación de las santas Justa y Rufina, con faz, manos y pies pintados; armas de Aragón; ornamentos fito mórficos y estrellados) y comienzos del siglo XVIII (escudo de Felipe V). Respecto al valor etnológico, el Oriol es el principal símbolo representativo de la identidad cívica oriolana. Como tal, desempeña un rol preeminente en la festividad de las santas Justa y Rufina, celebrada anualmente el 17 de julio, conmemorativa de la conquista cristiana. Instituida en 1400 por el obispo de Cartagena a solicitud del municipio, la fiesta es conocida también como el Día de la Reconquista o Día del Pájaro, por la centralidad del oriol en el ritual. El respeto profesado por los oriolanos y las oriolanas a su enseña tiene cumplido reflejo en el elaborado ritual que acompaña su participación en la procesión del 17 de julio, conocida como procesión de la Gloriosa Enseña del Oriol, uno de cuyos principios rectores es que la enseña debe mantenerse en todo momento enhiesta (como en el caso de la Real Señera), con dos únicas excepciones: estando en presencia del rey de España o de la sagrada forma consagrada en la eucaristía.

Categoría: Noticias, Patrimonio Histórico

Los comentarios están cerrados.